Gastrum | Hepatología Más Información
745
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-745,page-child,parent-pageid-607,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

HEPATOLOGÍA

ESPECIALISTAS EN EL DIÁGNOSTICO Y TRATAMIENTO DE LAS ENFERMEDADES HEPÁTICAS Y BILIARES  

El hígado es un órgano complejo que desempeña numerosas funciones, todas ellas vitales, desde depurar nuestro organismo hasta producir sustancias que intervienen en la coagulación de la sangre durante una hemorragia. Una de las principales funciones del hígado es la de actuar a modo de “filtro”. Es el principal organo de depuración de sustancias químicas endógenas: colesterol, esteroides, ácidos grasos o proteína y exógenas: fármacos, drogas, alcohol o incluso algunos productos de herbolario. Por esta razón, nuestro hígado está especialmente expuesto a reacciones de toxicidad. Existen además diversas enfermedades que pueden afectar al hígado: infecciones por virus de hepatitis, enfermedades genéticas o de origen autoinmune, trastornos vasculares, enfermedades quísticas, hígado graso, cirrosis , tumores hepáticos, etc… Es muy importante detectar e identificar estas enfermedades a tiempo y para ello disponemos de exámenes de laboratorio que nos informan de la función y daño hepático (transaminasas, bilirrubina, coagulación,…) y de las técnicas de imagen con mayor resolución e indicadas en cada caso particular (Ecografía, TC, RMN, Eco-endoscopia,…). En algunos casos es necesario realizar otras técnicas más específicas para llegar a un diagnóstico: análisis especiales como serologías, determinación de virus en sangre, estudios genéticos o biopsia hepática.

¿ CUÁLES SON LOS PRINCIPALES SÍNTOMAS HEPÁTICOS ? 

  1. Ictericia. Es una pigmentación amarillenta de la piel y del blanco de los ojos (esclerótica), producida por valores anormalmente elevados de pigmentos biliares (bilirrubina) en la sangre.
  2. Prurito o picor en la piel.
  3. Aumento del tamaño del hígado o distensión abdominal.
  4. Alteración del estado general como fatiga, debilidad, pérdida de peso, anorexia, nauseas o fiebre.

Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, debe usted consultar con su médico, ya que pueden ser manifestaciones de una enfermedad hepática de base.

¿Necesitas una cita?

Obtén tu cita online, rápido y fácil
logo
En Almería

Vithas Hospital

Virgen del Mar

950 21 71 00

601 22 92 91

citas@gastrum.com

En Granada

Vithas Hospital

La Salud

958 80 88 80

601 22 92 91

citas@gastrum.com

En Murcia

Hospital

Mesa del Castillo

968 246 116

601 22 92 91

citas@gastrum.com