Gastrum | Obesidad: No todo es comer mal….
1782
post-template-default,single,single-post,postid-1782,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Obesidad: No todo es comer mal….

Obesidad: No todo es comer mal….

tratamiento de la obesidad adelgazar, disruptores endocrinos

Si bien la principal causa de la obesidad son unos hábitos alimenticios poco saludables, esta no es ni de lejos la única causa que predispone a la obesidad.

De hecho en el campo médico los que nos dedicamos profesionalmente al tratamiento del sobrepeso y la obesidad siempre hemos argumentado que se trata de una enfermedad multifactorial y que son muchas las variables que propician una mayor predisposición a acumular kilos de más.

Recientemente, un nuevo informe llevado a cabo por la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de Francia, ha demostrado que determinadas substancias como el Bisfenol A, (un compuesto que puede encontrarse en una gran cantidad de productos que usamos en nuestro día a día) o el Triclosan son disruptores endocrinos que influyen en nuestro organismo provocando una mayor predisposición a la obesidad.

Además, otra investigación publicada en Toxological Science concluye que la exposición a este tipo de “disruptores endocrinos” también influyen en otros problemas de salud como la infertilidad, la diabetes tipo 2, y la obesidad. Para ser más precisos, otro estudio publicado en Environmental Health Perspectives confirma que la exposición a bajas dosis de PFOA (ácido perfluoroctánico) de una mujer embarazada aumenta hasta 3 veces la posibilidad de que su hijo/a sufra obesidad en el futuro.

Otra investigación publicada  en el International Journal of Environmental Research and Public Health, señala que estos disruptores endocrinos que predisponen a la obesidad suelen encontrarse también en los pesticidas.

En definitiva, es obvio que ésta no es tampoco la única causa por la que una persona pasa a tener obesidad, pero también es evidente que son muchos los factores que influyen. No es sólo lo que comemos, sino cómo lo comemos, que estilo de vida llevamos, cómo nos relacionamos con los demás incluso hay estudios que demuestran que vivir en determinados barrios o zonas puede predisponer a una mayor obesidad al invitar a llevar una vida más sedentaria (ascensor, moverse en coche, etc..) el modo en que una persona se enfrenta a problemas, en definitiva la lista es larga…. y por eso a veces resulta más complicado de lo que pensamos el poder acabar con un problema de obesidad. Se trata de cambiar muchos aspectos de nuestra vida desde diferentes vertientes y para conseguirlo facilitar este cambio con herramientas que de base nos permitan conseguir una pérdida de peso inicial que propicie el resto de cambios que tienen que venir después. Ese es el papel que juegan hoy en día técnicas como el Balón Intragástrico, el Método POSE o el Método Apollo conjuntamente con el trabajo de un equipo médico capaz de analizar y tratar todos aquellos aspectos que están dificultando la pérdida de peso.

clínicas tratar obesidad almería
No Comments

Post A Comment