Gastrum | Dormir bien forma parte del tratamiento del sobrepeso y la obesidad
1760
post-template-default,single,single-post,postid-1760,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Dormir bien forma parte del tratamiento del sobrepeso y la obesidad

Dormir bien forma parte del tratamiento del sobrepeso y la obesidad

No nos cansaremos nunca de repetir que para conseguir perder peso es indispensable que se de u  cambio de hábitos de estilo de vida.

Con independencia de la técnica escogida para ayudar a iniciar el cambio (balón ingerible, balón intragástrico, método pose o método apollo), no sólo se trata de cambiar los hábitos alimenticios sino también otros muchos aspectos de nuestro día a día que inciden en el sobrepeso.

Por ejemplo, con respecto al sueño, son muchos los estudios que concluyen que el dormir bien es un elemento clave para un funcionamiento adecuado del metabolismo y del control de peso.
Ahora un nuevo estudio, publicado en la revista Sleep ha demostrado cómo el dormir poco puede tirar por tierra otros esfuerzos realizados para conseguir perder peso.

El estudio se llevó a cabo con 36 pacientes de entre 35 y 55 años con sobrepeso u obesidad. El total de pacientes se dividió en dos grupos. En uno de los grupos los participantes empezaron a hacer régimen de restricción calórica durante 8 semanas.

En el otro grupo además del mismo régimen se restringieron las horas de sueño.


Aunque ambos grupos perdieron un cantidad de peso durante el estudio ~ 3 Kg)  la proporción de masa total perdida de grasa fue significativamente mayor en el grupo  (80% vs. 16%) al que no se aplicó restricciones de sueño.

Es importante destacar que estos efectos de la privación de sueño sobre la pérdida de grasa se observaron a pesar del hecho de que a los sujetos se les permitió dormir tanto como querían en los días en los que las horas de sueño no estaban restringidas.


Esto sugiere que los efectos negativos de la privación del sueño durante la pérdida de peso no se compensan durmiendo más horas después.

Aunque, la cantidad de peso perdido en este estudio es modesta, se ajusta claramente a la idea de que un sueño adecuado (en este caso es una  elemento más que influye en el cambio de estilo de vida necesario para conseguir perder peso y controlar la pérdida de peso a largo plazo.

Sin duda el papel del sueño en la homeostasis energética seguirá siendo un campo de investigación interesante, a medida que continuamos aprendiendo más sobre cómo el sueño (o más bien la falta de él) afecta el metabolismo.

No Comments

Post A Comment