La obesidad desde la infancia más peligrosa de lo que parece - Gastrum
1696
post-template-default,single,single-post,postid-1696,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

La obesidad desde la infancia más peligrosa de lo que parece

Las personas que son obesas desde la infancia hasta la mediana edad tienen más del doble de probabilidades de tener dificultades con las tareas diarias, como levantarse, subir escaleras y hacer compras para cuando cumplan 50 años, según un nuevo estudio de UCL.

El estudio, publicado en el International Journal of Epidemiology, encontró que aquellas personas que padecían obesidad desde la infancia, tenían más del doble de riesgo de dificultades con esas tareas que aquellos que no fueron obesos de niños.

Además, los autores del estudio concluyeron que las personas que eran obesas desde hace más tiempo también tenían más probabilidades de tener un IMC más alto a los 50 años.

Las conclusiones de este estudio son claras: La prevalencia de la obesidad en las edades más jóvenes está aumentando. Dado que la obesidad en la infancia a menudo sigue en la edad adulta, es probable que cada vez exista mayor porcentaje de población que vive con obesidad durante más años.

De ahí la importancia de prevenir y retrasar el inicio de la obesidad para mitigar el riesgo de un funcionamiento físico deficiente en la mediana edad. La obesidad afecta a la salud en cualquier caso, pero cuanto más tiempo se vive con obesidad peores son sus efectos  para la salud pero también para el funcionamiento físico.

¿Y qué se entiende por funcionamiento físico?

El funcionamiento físico se evaluó con un cuestionario validado que preguntaba a los participantes cómo de capaces eran para realizar las tareas físicas del día a ía, como llevar de compras, agacharse, arrodillarse, subir escaleras y caminar distancias moderadas. 

La mitad de los participantes clasificados con mal funcionamiento físico informaron que tenían problemas para arrodillarse o agacharse y poco más de una cuarta parte tenían dificultades para bañarse o vestirse.

Los autores dijeron que la capacidad de realizar tareas físicas cotidianas, como las examinadas, era importante ya que permitía a las personas vivir independientemente, trabajar o vivir más experiencias con familia, amigos, etc… 


Afortunadamente hoy exisen numerosas opciones para tratar la obesidad y mejorar algunas de las enfermedades asociadas a la obesidad como diabetes tipo 2, hipertensión etc… pero a pesar de ello es importante concienciar sobre el daño que la enfermedad causa hasta que se decide llevar a cabo un procedimiento.

No Comments

Post A Comment