Gastrum | Hígado Graso no alcohólico ¿qué es y cómo prevenirlo?
2330
post-template-default,single,single-post,postid-2330,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Hígado Graso no alcohólico ¿qué es y cómo prevenirlo?

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es una afección hepática similar a la que produce un alto consumo de alcohol pero en personas que no beben o tienen un consumo bajo de alcohol. La enfermedad se produce por un exceso de grasa almacenada en las células hepáticas.

Algunos individuos llegan a desarrollar esteatohepatitis no alcohólica que es la forma más agresiva de  la enfermedad del hígado graso, en la que se produce una cicatricación (cirrosis) que ocurre en respuesta de las lesiones hepáticas generadas por la inflamación grasa del hígado.

enfermedad hígado grasoY es que cuando la grasa es cada vez mayor y se mantiene durante tiempo, el hígado se acaba inflamando y si no se detecta a tiempo (algo bastante habitual puesto que no suele dar síntomas) puede dar lugar a a la muerte de una parte del tejido hepático que se transforma en cicatriz

La enfermedad de hígado graso y obesidad están muy relacionadas. Una dieta poco saludable es la principal causa de esta enfermedad. Dicho de otra forma, el comer mal puede llegar a hacer el mismo daño a nuestro hígado que un alto consumo de alcohol.

Una de las mejores formas de prevenir la enfermedad es perdiendo peso. Cuado perdemos peso también perdemos parte de la grasa acumulada de manera que a medida que perdemos grasa se detiene el proceso de fibrosis y se puede llegar incluso a recuperarse por completo la función hepágica. Este proceso de reversión es posible dado que el hígado es un órgano con capacidad regenerativa.

Por ello desde Gastrum insistimos en la importancia que tiene para la salud tanto el evitar el sobrepeso como el tener unos buenos hábitos alimenticios que nos ayuden a prevenir enfermedades como esta que en los últimos años ha aumentado más de un 20% en España. No debemos olvidar que somos lo que comemos y que por tanto el aprender a enfrentarse  a la comida de otra manera y el seguir unas pautas de una alimentación saludable son la mejor garantía de cuidar de nuestra salud.

 

No Comments

Post A Comment