Cómo las hormonas influyen en nuestro peso - Gastrum
1743
post-template-default,single,single-post,postid-1743,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Cómo las hormonas influyen en nuestro peso

Cómo las hormonas influyen en nuestro peso

Cuando se trata de perder peso, hay muchos factores que pueden afectar al éxito para conseguir unos buenos resultados.

consejos para perder peso

El cerebro es en realidad el principal obstáculo.
Todos sabemos lo que debemos hacer y lo que no para mantener unos hábitos saludables que impidan ganar peso sin embargo no siempre es posible evitar los mensajes que recibimos para ceder a la tentación.

Incluso para los más cumplidores, en un momento dado un determinado alimento puede ser irresistible.

Según diferentes estudios neurológicos en el momento en el que vemos comida apetecible determinadas hormonas de nuestro cerebro – como la grelina, hormona responsable de controlar nuestro apetito- empiezan a enviarnos señales para que comamos ese alimento que sabemos no debemos comer. En otras palabras, cuando vemos comida que nos gusta, nos sentimos extremadamente obligados a comerla. porque algunas hormonas nos invitan a ello. Además, desafortunadamente, nuestros cerebros probablemente estén programados para valorar mejor los alimentos altos en calorías.

Un consejo para evitar comer alimentos altos en calorías que no convienen a la hora de mantener un peso saludable, es empezar a cambiar nuestra forma de ver los alimentos bajos en calorías y pensar
pensar en ellos de manera más positiva, haciendo más atractivos los platos (no unas simples verduras cocidas), pensando en los beneficios que nos aportan y “viendo” este tipo de alimentos como auténticos aliados para ayudarnos a mejorar nuestra salud.

Pero hay más obstáculos a la pérdida de peso.

el papel de las hormonas para engordar o adelgazar

Otro de estos obstáculos son las tiroides. 
Según un estudio publicado en marzo de 2008 Archives of Internal Medicine, cualquier disminución en el funcionamiento de la tiroides se asocia con un aumento de peso. Cuando esta glándula en el cuello no secreta suficientes hormonas, puede resultar en tasas metabólicas más bajas (los síntomas incluyen fatiga y aumento de peso).

Por eso, si a pesar de hacer todo lo posible por perder peso no se consigue y se aumenta de peso o bien se tienen serios problemas para perderlo* aún y teniendo unos hábitos saludables entonces es importante descartar que no se trate de un problema de tiroides.


*(nos referimos a personas que intentan perder peso exclusivamente con dietas y no con técnicas como el Balón Intragástrico, Método POSE o Método Apollo que propician una pérdida de peso inicial considerable)


Exposición a sustancias químicas: 

Algunas investigaciones concluyen que la exposición a químicos disruptores endocrinos (EDC) en una etapa temprana de la vida puede aumentar el riesgo de ciertos cánceres; El bisfenol A (BPA) puede ser uno de estos productos químicos. Ahora, un equipo de la Universidad de Tufts ha descubierto una razón más para evitar la exposición prenatal o perinatal al BPA: puede causar aumento de peso más adelante en la vida.

Según los autores de ese estudio “Cuando un feto o un bebé se expone a sustancias químicas que alteran el sistema endocrino, el punto de equilibrio del cuerpo es que el equilibrio entre la energía en calorías quemadas y la energía que se quema se altera irreversiblemente”.

Eso significa optar por alimentos frescos en conserva,  evitar las botellas de agua de policarbonato y no calentar los alimentos en recipientes de plástico.

No Comments

Post A Comment