Obesidad: Al menos el 50% depende de ti - Gastrum
1739
post-template-default,single,single-post,postid-1739,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Obesidad: Al menos el 50% depende de ti

Obesidad: Al menos el 50% depende de ti

La genética es uno de los factores que influyen en una mayor predisposición a tener obesidad, sin embargo, la pregunta es.. ¿En qué medida podemos culpar a nuestra herencia genética de ello?
La respuesta es, parece ser,  que en un 50%.

Por mucho que tus padres, abuelos, tíos, hermanos, etc… tengan sobrepeso, no debes tirar la toalla y dar por hecho que no hay nada que hacer…

Según una investigación* llevada a cabo entre varios centros de investigación médica y universidades en EEUU, los genes que influyen a una mayor predisposición a la obesidad determinan el 50% de posibilidades de que acabemos con un problema de sobrepeso u obesidad. La otra mitad, nada tiene que ver con la genética sino con nuestro estilo de vida, en definitiva con lo que comemos, con nuestros hábitos alimenticios (cómo comemos) y con nuestro nivel de actividad física.

Pero aún hay más. El 50% de predisposición genética puede darse en mayor o menor grado… pero si mantenemos unos hábitos alimenticios y estilo de vida (es decir el otro 50%) que favorecen la obesidad, estaremos favoreciendo la aparición de ese 50% genético. La suma de ambas partes nos lleva por tanto a la obesidad.

Es por ello que los tratamientos para la obesidad se basan en el 50% que depende de nosotros.

Todas las técnicas que existen para tratar la obesidad ya sean las propias de cirugía de la obesidad (banda gástrica, tubo o manga gástrica y bypass gástrico) o técnicas de endoscopia bariátrica como el Método POSE o el Método Apollo se basan en la reducción de la capacidad del estómago o en la ocupación de parte del mismo (balón gástrico) para facilitar la sensación de saciedad.

Esa sensación de saciedad es la que hace que el paciente pueda cambiar sus hábitos alimenticios y por tanto perder peso. A partir de la pérdida de peso y del momento en el que el paciente se empieza a sentir mejor (más vital, mejor anímicamente, con un mejor estado de salud, etc..) la práctica de actividad física resulta mucho más sencilla y personas que antes ni siquiera se planteaban salir a caminar un rato, acaban haciéndolo y con ganas todo los días.




Por tanto, este estudio nos da argumentos suficientes para decir a muchos de los que padecen un problema de obesidad, que “querer es poder” y que por lo tanto, al menos un 50% de los factores que influyen en el problema del sobrepeso dependen de uno mismo y son relativamente fáciles de modificar con la ayuda de técnicas de endoscopia bariátrica como el Balón ingerible, balón intragástrico, método pose o método apollo

Para cualquier duda o aclaración sobre todo lo que tiene que ver con el tratamiento de la obesidad no dudes en contactarnos.

*Según el estudio HERITAGE Family Study

No Comments

Post A Comment