Gastrum | Obesidad y alzheimer: su punto de encuentro es el corazón
1734
post-template-default,single,single-post,postid-1734,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Obesidad y alzheimer: su punto de encuentro es el corazón

Obesidad y alzheimer: su punto de encuentro es el corazón

alzheimer y obesidad cómo están relacionadas

La obesidad es una enfermedad que causa miles de problemas de salud que hacen que sea el factor de riesgo principal de muchas otras enfermedades o que aumente considerablemente el riesgo de padecerlas.

El 21 de Septiembre es el Día Mundial del Alzheimer,  una enfermedad que tiene que ver directamente con nuestra memoria, la cual no les permite a quienes la padecen, reconocer a personas, muchos aspectos de su vida, e incluso a ellos mismos. Esta pérdida de la razón anclada a una situacionalidad espacio-temporal del individuo, genera diversos problemas tanto para quien la padece, como para toda la familia y el círculo social que lo rodea, además del hecho de ser degenerativa. 

¿Qué relación tienen la obesidad y  Alzheimer?

Son varios los estudios que demuestran que la obesidad aumenta las posibilidades de desarrollar alzheimer en la vejez.

Aunque muchas personas pueden no hallar la más mínima relación, como individuos complejos e integrales  que somos  todas las partes y funcionamiento de nuestro cuerpo se relaciona entre sí, viéndose involucrados en este caso particular, la obesidad y alzheimer, con el funcionamiento de nuestro corazón. 

El corazón, se ve muy forzado, cuando una persona sufre de obesidad, en su funcionamiento de bombear sangre a todo nuestro cuerpo y con ello oxigenar nuestro cerebro, pulmones y demás, convirtiéndose en el órgano vital que es,

Por esto, muchos de los casos donde se padece de obesidad, también se padece de problemas cardiovasculares, donde el corazón por ejemplo, sufre un incremento de tamaño que no le permite realizar sus funciones de la misma manera que si tuviera un tamaño “normal”. 

alzheimer y obesidad cómo están relacionadas


El hecho de padecer entonces de un problema cardiovascular, al ser el corazón el encargado de oxigenar el cerebro, hace que las personas con obesidad sean más propensas a desarrollar enfermedades como el alzheimer. 

Y es que el alzheimer depende directamente del funcionamiento correcto de nuestro cerebro, capaz de brindarnos entre otras cosas, la capacidad de capturar momentos, información y demás elementos en nuestra memoria. Memoria que, al no funcionar bien el cerebro por una falta de oxigenación, se ve afectada.

Esta es la relación directa de la obesidad y alzheimer con el funcionamiento del corazón si bien hay otras asociaciones entra ambas enfermedades relacionadas con el estilo de vida y hábitos alimenticios asociados a un problema de obesidad.

No Comments

Post A Comment