Gastrum | Adiós a los malos hábitos
1729
post-template-default,single,single-post,postid-1729,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Adiós a los malos hábitos

Adiós a los malos hábitos

cambiar de hábitos

Cuando decides hacer un tratamiento para adelgazar con técnicas como el Balón Ingerible, Balón Intragástrico, Método POSE o Método Apollo son muchas las cosas que cambiarás.

El objetivo es la pérdida de peso pero en el proceso de pérdida de peso tu mismo irás cambiando malos hábitos que han propiciado el sobrepeso:

Te explicamos todas estas cuestiones a continuación:

¿por qué es esto tan importante el cambio de hábitos?

Porque a pesar de que la obesidad es una enfermedad multifactorial en la que intervienen muchos factores, el desequilibro entre lo que ingerimos (calorías) y gastamos (lo que nuestro cuerpo consume para poder hacer frente al día a día) es la causa principal.
Los hábitos a cambiar son muchos. No se trata sólo de qué comer, sino cómo comerlo, cuándo, de qué forma…. esto en lo referente a la alimentación pero hay muchos más hábitos a modificar que inciden de un modo u otro en tu peso (una vida sedentaria, ir tarde a dormir o dormir poco, etc..)

¿qué debes tener en cuenta?

Cambiar los hábitos no es sencillo. Para empezar porque muchas personas no son conscientes de que un hábito determinado pueda predisponer al sobrepeso. Quizás nunca te lo hayas planteado así, pero cuanto más tiempo de ocio pases con el móvil u ordenador o mirando la tele, más tiempo estás quitando de tu jornada para destinar a actividades menos sedentarias. 

¿por qué es necesario recurrir a técnicas como el balón intragástrico o el método apollo para conseguir mejores resultados?

Muchos creerán que pueden conseguir adelgazar con una buena dieta. Y efectivamente así es, si un profesional diseña un plan personalizado de dieta y el paciente lo cumple se puede perder peso, pero en otros muchos casos hace falta una ayuda adicional, “extraordinaria”, que no sólo consiga la pérdida de peso sino que ayude a iniciar el cambio. 

Ponemos un ejemplo muy claro: “nunca tengo ganas de ir al gimnasio”, “jamás me ha interesado hacer deporte”, “no me gusta ni me motiva lo más mínimo hacer ejercicio”….. estas frases las hemos escuchado muchas veces en consulta antes de iniciar un tratamiento. Sin embargo tiempo después, cuando el paciente ya ha perdido una cantidad importante de peso, se siente más ágil y mejor, más activo y con una alta motivación, es entonces cuando personas que nunca se habían planteado empiezan a hacerlo por sí mismos y además con ganas. 

cambiar de hábitos con el método apollo


¿cómo se interiorizan los cambios?
Cambiar un hábito no es fácil, pero si cuentas con unas buenas directrices y poco a poco vas cumpliendo las indicaciones que te dé el equipo médico, lograrás interiorizar los cambios y hacer “tuyos” los nuevos hábitos.

Por ejemplo, muchas personas comen mal simplemente porque les falta planificación y entonces acaban comiendo “cualquier cosa”. Hacer un planning semanal de comidas es la mejor forma de saber que vas a comer bien todos los días. No se trata de pasarse horas en la cocina. Si no tienes tiempo de cocinar se pueden hacer  muchas opciones fáciles y saludables y dejarlas preparadas.

Nuestro equipo médico y las técnicas con las que abordamos un problema de sobrepeso u obesidad (balón ingerible, balón intragástrico, método pose, método apollo) son la combinación perfecta para ayudarte a adelgazar y para conseguir cambiar todos esos hábitos algunos más importantes que otros, que propician una situación de sobrepeso.

Consúltanos cómo podemos ayudarte solicitando cita informativa gratuita a través de nuestra web www.gastrum.com

No Comments

Post A Comment