Estrés, sobrepeso y qué alimentos evitar cuando estás estresado - Gastrum
1668
post-template-default,single,single-post,postid-1668,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Estrés, sobrepeso y qué alimentos evitar cuando estás estresado


Estrés, enfermedades cardiovasculares y sobrepeso están relacionados. El estrés es una función normal del organismo sin embargo cuando éste se activa por encima de los límites habituales condiciona síntomas y/o enfermedad. La relación entre estrés y sobrepeso es directa. 

Hay muchas maneras de combatir el estrés comenzando con la meditación y la práctica de ejercicio regular sin embargo la forma en que comemos juega un papel importante a la hora de controlar el nivel de estrés.

Cuando estamos estresados tendemos  a sentir hambre con mayor frecuencia y solemos comer más de lo que necesitamos. Si a eso le sumamos la capacidad del cortisol para fomentar el almacenamiento de grasa, la falta de ejercicio y una elección no apropiada de alimentos el resultado es un aumento de peso rápido y una serie de problemas de salud graves en el futuro.
A continuación detallamos una lista de alimentos deben evitarse en periodos de estrés:

 


1. Evita cualquier tipo de bebida energética o de café.

Cuando se está estresado, lo último que necesita el cuerpo y cerebro es una dosis de cafeína. Si bien un café puede ayudar a iniciar el día un consumo excesivo tiene un efecto contrario y además impide que descansemos bien por la noche de forma que se entra en un espiral de irritabilidad, cansancio e insomnio innecesario.

2. Descartarar dulces

Por tentador que sea el comer unas galletas, los dulces proporcionan un rápido aumento de energía a costa de la resistencia a la insulina y facilitan el aumento de peso. Cuando se está estresado, la producción excesiva de hormonas del estrés, combinada con opciones alimenticias poco saludables, ayuda a acumular kilos y a alimentar las bacterias malas en tu intestino a expensas de las buenas. Este desequilibrio intestinal puede ayudar a desencadenar un círculo vicioso de antojos que aumentan el peso y problemas estomacales que deberían hacerte pensar dos veces antes de “recompensarte” con alguna madalena o dulce.

3. Evitar alimentos procesados.

Si bien hay muchas razones reducir el consumo de alimentos procesados, aquí hay uno más: son muy buenos para aumentar los niveles de hormona del estrés. Además de grasas saturadas, los productos químicos y los ingredientes  libres de nutrientes , los alimentos procesados ​​están cargados de sodio y azúcar que aumentan el cortisol. Por mucho que los anhele cuando está estresado, los alimentos procesados ​​y los carbohidratos simples, como patatas fritas, elevan los niveles de cortisol y disminuyen el estado de ánimo.

4. Cero alcohol

Después de un día largo, duro y estresado, una cerveza fría  puede ser una recompensa. Pero, en realidad, beber alcohol es contraproducente para el control del estrés, ya que estimula la liberación de más hormonas del estrés, poniendo a tu sistema bajo una tensión adicional. El alcohol también tiene un efecto depresivo sobre el estado de ánimo, lo que puede exacerbar aún más el estrés acumulado.


Así que la mejor forma de combatir el estrés es con una dieta saludable. Comer sano es el mejor aliado no solo para combatir el sobrepeso sino para cualquier aspecto relacionado con nuestra salud.

No Comments

Post A Comment