Gastrum | El deseo de comer y la capacidad del estómago aumenta a mayor variedad y cantidad de comidas
2313
post-template-default,single,single-post,postid-2313,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

El deseo de comer y la capacidad del estómago aumenta a mayor variedad y cantidad de comidas

Una reciente investigación sugiere que la capacidad del estómago en personas con un problema de obesidad cambia para adaptarse a diferentes situaciones alimentarias, lo que tiene un efecto sobre la sensación de saciedad y la necesidad de comer en exceso. El estudio se ha publicado en el American Journal of Physiology-Gastrointestinal and Liver Physiology.

De este modo, el estudio concluye que las personas con obesidad tienen un mayor volumen gástrico (capacidad del estómago) en comparación con aquellas con un índice de masa corporal más bajo. Los factores físicos, genéticos y sociales son solo algunos de los componentes que influyen en la conducta alimentaria, que incluye el deseo de dejar de comer debido a la plenitud (saciedad) y el estado físico de plenitud (saciedad).

El estómago es un músculo y como tal puede “estirarse”. El estirar nuestro estómago facilita que sea más y más grande cada vez haciendo que cada vez quepa más comida y se llegue a perder la sensación de saciedad.

Esto es algo que se puede observar cuando nos enfrentamos a un buffet libre.

Por eso en el día a día es importante que tengamos en cuenta algunos aspectos tanto cuando comemos ya sea en casa o fuera de casa:

1).-Decidir lo que vamos a comer de forma meditada y no impulsiva eligiendo previamente aquellos platos que configurarán nuestro menú.

2).- Si no podemos resistirnos a la tentación de probar varios platos o “picar” diferentes alimentos entonces debemos reducir las porciones.  Utilizar platos más pequeños puede ayudarnos a tener la sensación de que disponemos de mayor cantidad de alimentos a ingerir.

3).-Ser conscientes de lo que estamos ingiriendo, saboreando y masticando lentamente los alimentos esto nos ayudará a regular las señales de saciedad.

Estas sencillas medidas nos ayudarán a controlar el deseo de comer más de la cuenta. En cualquier caso cuando el control de la saciedad y de las cantidades se convierte en una cuestión de difícil manejo, las técnicas de endoscopia bariátrica como el balón gástrico, el método pose o el método apolllo actúan sobre los niveles de saciedad. En el caso del balón gástrico la sensación de saciedad temprana (sentirse satisfecho con menores cantidades de comida) se consigue gracia a la ocupación de buena parte del estómago con el balón. En las otras dos técnicas la reducción de estómago se consigue mediante un procedimiento endoscópico. En ambos casos lo que se busca, como concepto principal del tratamiento es controlar esta sensación favoreciendo una mayor saciedad y posibilitando que el paciente ingiera menores cantidades de comida.

 

 

No Comments

Post A Comment