Enfermedades digestivas más comunes - Gastrum
2300
post-template-default,single,single-post,postid-2300,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Enfermedades digestivas más comunes

Hoy dedicamos el artículo de nuestro blog a las afecciones digestivas más frecuentes, los síntomas y los tratamientos más efectivos disponibles. Si sospechas que tienes alguno de estos problemas, no dudes en contactarnos

  1. Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)

Si bien es común que las personas experimenten reflujo ácido y acidez estomacal de vez en cuando, tener síntomas que afecten su vida diaria u ocurran al menos dos veces por semana podría ser un signo de ERGE, una enfermedad digestiva crónica que afecta a cerca del 20% de la población española adulta. Si experimentas acidez estomacal de forma persistente, mal aliento, erosión dental, náuseas, dolor en el pecho o en la parte superior del abdomen, o tiene problemas para tragar o respirar es importante consultarlo con especialistas médicos.

La mayoría de las personas encuentran alivio al evitar los alimentos y bebidas que desencadenan sus síntomas y / o al tomar algunos medicamentos que reducen la producción de ácido estomacal y la inflamación del esófago. Además,  algunos cambios en nuestra vida diaria pueden ayudar como por ejemplo no acostarse después de comer, evitar la ropa ajustada, dejar de fumar y por supuesto evitar el sobrepeso que es uno de los principales factores de riesgo de la enfermedad. En algunos casos de ERGE  se requiere un tratamiento adicional. En la actualidad existen opciones endoscópicas que permiten mejorar la enfermedad sin recurrir a cirugía.

  1. Cálculos biliares

Los cálculos biliares son depósitos duros que se forman en la vesícula biliar, que almacena y secreta bilis para la digestión. Cuando los cálculos biliares bloquean los conductos que van de la vesícula biliar a los intestinos, pueden causar un dolor agudo en la parte superior derecha del abdomen.

  1. Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es una sensibilidad grave al gluten, que es una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada. La enfermedad celíaca es una afección del sistema inmunitario que daña al intestino delgado. En los niños, los síntomas pueden incluir dolor e hinchazón abdominal, diarrea, estreñimiento, vómitos y pérdida de peso. Los síntomas en los adultos también pueden incluir anemia, fatiga, pérdida de masa ósea, depresión y convulsiones.

Sin embargo, es posible que algunas personas no presenten ningún síntoma. El único tratamiento para la enfermedad celíaca es evitar por completo el consumo de gluten.

  1. Enfermedad de Crhon

La enfermedad de Crohn es una enfermedad crónica que causa inflamación e irritación en el tubo digestivo Habitualmente afecta al intestino delgado e inicio del intestino grueso si bien puede darse en cualquier parte del tubo digestivo.

La enfermedad puede traer consigo las siguientes complicaciones: Obstrucción intestinal, fístulas, abscesos, fisuras anales, úlceras y desnutrición. Además el padecer esta enfermedad se asocia a mayores posibilidades de desarrollar cáncer de colon.

  1. Colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa es otra enfermedad inflamatoria intestinal los síntomas son muy similares a los de la enfermedad de Crohn, pero la parte del tracto digestivo afectada es únicamente el intestino grueso, también conocido como colon.

Algunos medicamentos pueden suprimir la inflamación y la eliminación de los alimentos que causan malestar también puede ayudar. En casos graves, el tratamiento de la colitis ulcerosa puede implicar una cirugía para extirpar el colon.

6. Síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable es otra afección digestiva común.

Los signos del síndrome del intestino irritable pueden variar ampliamente, desde tener heces duras y secas un día hasta heces blandas y acuosas otro día. La hinchazón también es un síntoma de esta enfermedad

No se sabe qué causa el SII, pero el tratamiento de los síntomas se centra principalmente en la dieta, como comer comidas bajas en grasas y ricas en fibra y evitar los alimentos desencadenantes comunes (productos lácteos, alcohol, cafeína, edulcorantes artificiales y alimentos que producen gases). . También se ha demostrado que la dieta baja en FODMAP, que consiste en eliminar los alimentos con alto contenido de ciertos carbohidratos llamados FODMAP (oligosacáridos fermentables, disacáridos, monosacáridos y polioles), reduce los síntomas del SII.

Además, las bacterias beneficiosas, como los probióticos que se encuentran en el yogur, pueden ayudarlo a sentirse mejor. El estrés puede desencadenar los síntomas del SII, por lo que algunas personas consideran que la terapia cognitivo-conductual o los antidepresivos en dosis bajas también son tratamientos útiles.

En cualquier caso éstas son solo algunas de las enfermedades digestivas más comunes pero hay muchas más. Cuidar de la salud digestiva es lo que venimos haciendo desde hace más de quince años en Gastrum.

 

 

No Comments

Post A Comment