Gastrum | ¿Y si me quedo estancad@ perdiendo peso?
2403
post-template-default,single,single-post,postid-2403,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

¿Y si me quedo estancad@ perdiendo peso?

¿Cómo romper el estancamiento de la pérdida de peso? La pérdida de peso es un viaje difícil con muchos altibajos. Hay días en los que nos sentimos muy motivados y días en los que no, por eso dedicamos este artículo a propororcionar algunos consejos para cuando nos hemos quedado “estancados” en el proceso de pérdida de peso sin llegar a un objetivo saludable que debe responder siempre a criterios objetivos y médicos.

Cómo romper la meseta de la pérdida de peso:

Cuando se inicia un tratamiento para perder peso en las primeras semanas suelen darse unos excelentes resultados, mientras que luego la báscula simplemente se detiene en un número particular.  ¿por qué sucede?

El cuerpo es una hermosa creación de la naturaleza. Es extremadamente inteligente y adaptable, pero le gusta la estabilidad. Una vez que se empieza a perder peso, el cuerpo se acostumbra a una dieta más baja en calorías. Inicialmente, con cambios drásticos en la dieta, se produce una pérdida de peso considerable. Con menos calorías, el cuerpo comienza a quemar sus reservas como combustible. Así es como entra en balance energético negativo y pierde peso. Pero con el tiempo, el cuerpo se acostumbra. Y llega un momento en que su ingesta de calorías se equilibra con su producción de calorías y llega a una meseta de pérdida de peso.

Inicialmente lo que se pierde es agua. Luego, más adelante se produce la pérdida de masa muscular seguida de la pérdida de grasa. Por lo tanto, cuando el cuerpo se acostumbra a menos calorías, el metabolismo del cuerpo se ralentiza y esto lleva a un estancamiento de la pérdida de peso.

Cómo romper el estancamiento de la pérdida de peso
Cambiando sería la respuesta. Cambiando  la ingesta de calorías. Cambiando el patrón y niveles de actividad física. Variando la composición de la dieta. El secreto básico radica en no dejar que tu cuerpo entre en esa zona de confort.

Por ello en cualquier tratamiento para perder peso, ya sea con dieta, Balón ingerible, Balón gástrico, Método Pose o Método Apollo, el seguimiento por parte del equipo médico es fundamental ya que, entre otras funciones, tiene como finalidad acompañar al paciente en todos estos cambios adaptando la dieta y su actividad física en todo momento.

Además, de lo anterior es importante:

  • Llevar un control de las calorías y cantidad de alimentos consumidos.
    Nuestros nutricionistas comprobarán si la ingesta calórica es adecuada.

 

  • Aumentar la ingesta de fibra
    La fibra mantiene la sensación de saciedad durante más tiempo y consecuentemente ayuda a evitar atracones en la siguiente comida. La fibra también ayuda a descomponer las grasas y aumenta el metabolismo del cuerpo. El nivel de saciedad de la comida es alto cuando se acompaña de fibra en la dieta. Incluya frutas, verduras, cereales integrales, mijo y legumbres principalmente en su dieta.

 

  • Masticar bien la comida
    La mayoría de nosotros siempre tenemos prisa por terminar nuestras comidas. Ni siquiera nos damos cuenta de lo que comemos o cuánto comemos. Masticar correctamente la comida envía señales a nuestro cuerpo sobre en qué momento estamos llenos y no necesitamos más comida.

 

  • Reducir la sal:
    El alto contenido de sal en la dieta conduce a una retención excesiva de agua en el cuerpo. Esta retención de agua repercute en nuestro peso. Cuando se reduce el consumo de sal, se pierde el exceso de agua del cuerpo. Es importante controlar la cantidad de sal que ingerimos. Los alimentos procesados, conservantes y alimentos enlatados contienen conservantes con alto contenido de sal y sodio. Evitando el consumo de tales productos favorecerá la pérdida de peso.

 

  • No saltarse ninguna comida: Muchas personas cuando se dan cuenta de que no están perdiendo peso tienden a saltarse comidas y es sin duda un grave error. Cuando nos saltamos comidas no solo es más probable que lleguemos a la siguiente comida con más ansiedad (y consecuentemente comiendo más de la cuenta) sino que nuestro cuerpo puede actuar de forma contraria. Cuando el cuerpo no ingiere lo que debe  activa el ahorro de energía (asegurándose las reservas) acumulando grasa para y haciendo que el metabolismo funcione más lentamente.

 

Como vemos escapar de los altibajos en la pérdida de peso puede ser más fácil, siguiendo estos simples complejos y por supuesto poniéndose en manos de especialistas que te guíen y ayuden a conseguir tus objetivos de pérdida de peso.

 

 

No Comments

Post A Comment